El martes 11 de diciembre, el Tribunal Tercero de Sentencia de la ciudad de Sucre, determinó beneficiar a Mayber R. R. con la aplicación de medidas sustitutivas a la detención preventiva, pese a que fue sentenciado en primera instancia a 30 años, sin derecho a indulto, por el feminicidio perpetrado en el municipio de Muyupampa, Chuquisaca, el 30 de octubre de 2016, en contra de su pareja Aracely A.C.

Este tribunal no valoró otros riesgos procesales altamente probables y dispuso la procedencia de la solicitud de cesación a la detención preventiva, además de determinar la medida sustitutiva de detención domiciliaria. Esta resolución se fundó en el argumento de que el peligro de obstaculización a la averiguación de la verdad de los hechos, que motivó la aplicación de la detención preventiva, se habría extinguido, debido a que las etapas de investigación y juicio oral ya concluyeron y que el procesado ya tendría sentencia, por tanto, no existiría riesgo alguno.

Llama atención que la determinación del Tribunal solo se base en que el riesgo de obstaculización a la averiguación de la verdad se habría extinguido y no tome en cuenta otros riesgos procesales, más aún a sabiendas de que esta persona tiene en su contra una sentencia de 30 años por el feminicidio citado,

Desde Alianza Libres sin Violencia consideramos que subsisten los riesgos, siendo altamente probable que esta persona se dé a la fuga a pesar de las medidas sustitutivas adoptadas por este tribunal, ya que si una persona ha sido capaz de cometer semejante delito como es el de atentar contra la vida de otro ser humano, al saberse culpable y estar consciente de la pena de 30 años de reclusión que le espera, es capaz de aprovechar de todos los medios posibles para eludir la misma, por lo que la determinación del tribunal de alguna forma abre  las posibilidades para que este sujeto huya de la justicia.

En tal sentido exigimos que esta medida sea revocada y que el Tribunal, preservando el cumplimiento de la ley, determine nuevamente la detención preventiva para asegurar que el sentenciado cumpla con su sanción una vez que se tenga la decisión definitiva y que este caso no quede en la impunidad como muchos otros relacionados a violencia en contra de las mujeres.

 

¡¡EXIGIMOS JUSTICIA PARA ARACELY!!