Diversas organizaciones e instituciones que trabajan a favor de una vida libre de violencias para las mujeres del municipio de Vallegrande se reunieron para evaluar el estado de situación de la lucha contra la violencia e identificar los principales obstáculos en los servicios públicos en la  atención a mujeres víctimas.

En este sentido, en el área de salud se identificó que es necesario recordar y exigir a las distintas autoridades relacionadas: Gobernación, Gobierno Municipal, Hospital de Vallegrande y otros centros de salud que en el marco del cumplimiento de la Ley N°348 “Para Garantizar a las Mujeres Una Vida Libre de Violencia” y sus respectivos Decretos que:

  • Las mujeres en situación de violencia deben recibir un trato prioritario, digno y preferencial, con respeto, calidad y calidez. (Art. 4. Num.4)
  • Se considera Violencia en Servicios de Salud a toda acción discriminadora, humillante y deshumanizada y que omite, niega o restringe el acceso a la atención eficaz e inmediata y a la información oportuna por parte del personal de salud, poniendo en riesgo la vida y la salud de las mujeres. (Art. 7. Num.9)
  • El personal médico del Sistema de Salud Público, seguro social a corto plazo y servicios privados, deberán extender de oficio, de forma obligatoria, gratuita y en papel corriente, un certificado médico a mujeres que requieran atención por daño físico o sexual emergente de actos de violencia, debiendo derivarse a las instancias competentes la respectiva valoración del daño psicológico. El médico forense con carácter prioritario deberá homologar los certificados médicos extendidos en casos de violencia contra las mujeres y establecer el grado de impedimento. (Art. 20. Num.9)
  • Los servicios de salud de todos los niveles, públicos, seguridad social y servicios privados, tienen obligación de atender, bajo responsabilidad, a toda mujer que solicite atención médica y psicológica, así como reportar casos probables o comprobados de violencia contra las mujeres que atiendan, enviando una copia firmada del registro del caso al Ente Rector, para su inclusión al Sistema Integral Plurinacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia en razón de Género – SIPPASE, dentro de las 48 horas de conocidos los hechos. (Art. 20. II)
  • Se designarán médicos forenses con especialidad en violencia de género, quienes deberán atender a las mujeres en situación de violencia con el máximo respeto, cuidado, calidez y comprensión. Los informes que emita, bajo responsabilidad, deberán ser expeditos y oportunos, debiendo evitar en lo posible revisiones médicas reiteradas e innecesarias. (Art. 64)
  • Para establecer el estado físico de la mujer que hubiera sufrido una agresión física o sexual, cualquier profesional de salud que preste servicios en instituciones públicas o privadas acreditadas deberá extender un certificado médico, de acuerdo al protocolo único de salud integrado al formulario único que se establezca. Para fines judiciales, este certificado médico se lo tendrá como un indicio respecto a los delitos establecidos en la presente Ley, una vez homologado, adquirirá valor probatorio. El certificado deberá ser homologado por un experto o una experta forense, quien deberá entrevistar en primera instancia a la o el profesional que extendió el certificado, y solamente en caso de que exista necesidad fundada e ineludible, podrá practicar otro examen médico a la mujer. (Art. 65)
  • El personal de los servicios de salud de todos los niveles públicos, de seguridad social y de servicios privados, en caso de detectar en la paciente signos de haber sufrido cualquier tipo de violencia, deberá reportar el caso de forma inmediata y obligatoria a la FELCV o al Servicio Legal Integral Municipal – SLIM más próximo. (D.S.2145. Art.17)
  • El Ministerio de Salud deberá coordinar con el Instituto de Investigaciones Médico Forenses – IDIF, la adopción y aplicación de protocolos e instrumentos para la atención a mujeres en situación de violencia por parte de los servicios médicos y la homologación de los certificados médicos. (D.S.2145. Art.18.c)
  • El examen médico se llevará a cabo preservando la salud y dignidad de la examinada y evitando su revictimización debiendo aplicar obligatoriamente, los protocolos que correspondan. Al acto solo podrá asistir una persona de confianza de la examinada quien será informada previamente de tal derecho. II. Copia de la certificación médica deberá adjuntarse obligatoriamente al Historial Clínico. (D.S.2145. Art.24. I y II)
  • En el marco del Artículo 65 de la Ley Nº 348, la homologación de certificado médico por una o un experto forense deberá realizarse en el plazo máximo de cuarenta y ocho (48) horas de haber recibido el certificado médico. II. El Médico Forense para practicar otro examen médico al presentado por la víctima, deberá remitir un informe al Ministerio Público justificando la necesidad ineludible, de manera inmediata.(D.S.2610. Art.3. I y II)

Por todo esto, la Alianza Libres Sin Violencia, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Servicios Legales Integrales Municipales, Defensoría de la Niñez y de la Adolescencia y el Ministerio Público, consideramos que el trabajo articulado con el Sistema de Salud permitirá un mejor acceso de las mujeres a atención médica de calidad en casos de violencia y que los requerimientos necesarios (como el certificado médico forense) sean entregados de manera gratuita, celera y oportuna para permitir la búsqueda de una justicia efectiva para las mujeres que se encuentran en situación de violencia.

Consideramos también que los servidores/as de salud son parte fundamental en los procesos investigativos y que su pronto actuar puede determinar la vida o la muerte de una mujer en estas circunstancias.

 Todas las instituciones unidas a una sola voz, 

¡Tolerancia 0 a la violencia hacia las mujeres!

#CumplirLa348esLey

DESCARGA EL PDF