¿Qué es el estándar de la debida diligencia?

La norma de la debida diligencia tiene una larga historia en el derecho internacional, y se pueden encontrar referencias a ella en la obra de Grotius y de otros autores del siglo XVII. En el siglo XIX esa norma se utilizó en el contexto de varias demandas de arbitraje internacionales, por ejemplo en Alabama Claims (1871), así como en otras decisiones arbitrales relativas a la responsabilidad del Estado por falta de protección en relación con lesiones a extranjeros y daños a sus propiedades por actos de violencia producidos por particulares. Esas decisiones establecieron que, en el contexto del derecho internacional, el Estado está obligado a proceder con la debida diligencia para impedir, investigar, castigar y proporcionar remedios por actos de violencia, independientemente de que estos sean cometidos por particulares o por agentes del Estado.

¿Cómo se relaciona el estándar de la debida diligencia con el acceso de las mujeres a una justicia efectiva en casos de violencia? 

El estándar de la debida diligencia sirve de criterio para determinar si un Estado ha cumplido o no con su obligación de combatir la violencia contra la mujer, y si aquella ha sido una herramienta útil para analizar la respuesta estatal en casos de violaciones a los derechos humanos, a efecto de adoptar medidas para mejorar los niveles de cumplimiento de las leyes, sin vulnerar derechos que puedan generarle responsabilidad estatal.

La Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Convención Belém do Pará, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer, la Declaración de Naciones Unidas sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer adoptan el concepto de debida diligencia en sus redacciones. En Bolivia, la debida diligencia, con sus 14 principios, se encuentra ratificada en la Constitución Política del Estado, en la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia N°348 y en sus respectivos Decretos Supremos.

Relación de la Ley N°348 con los principios del estándar de la debida diligencia

Desde la Alianza Libres Sin Violencia, realizamos monitoreos anuales a los servicios públicos de atención a mujeres en situación de violencia (en los 30 municipios de alcance) para medir el cumplimiento del estándar de la debida diligencia e identificar los obstáculos y dificultades que limitan o restringen el acceso oportuno a la justicia, para luego proponer la adopción de medidas institucionales que permitan superarlos.

En este sentido, hemos preparado la relación de los 14 principios del estándar de la debida diligencia y su relación directa con la Ley N° 348 y las respectivas competencias:

Descarga:

  1. Principio Trato digno 
  2. Principio Inmediatez en la atención
  3. Principio Auxilio inmediato, seguimiento y acompañamiento
  4. Principio Información clara, veraz y oportuna
  5. Principio Servicios multidisciplinarios
  6. Principio Gratuidad del servicio
  7. Principio Valoración de riesgo, efectividad de medidas de protección
  8. Principio Especialización del personal
  9. Principio No revictimización
  10. Principio Infraestructura adecuada y privacidad
  11. Principio Recolección y protección de pruebas adecuada (cadena de custodia)
  12. Principio Plazo razonable y continuidad del proceso
  13. Principio Confianza
  14. Principio Reparación

Informes sobre el cumplimento del estándar de la debida diligencia en la atención a mujeres en situación de violencia

Informe 2015

Informe comparativo 2015 y 2016 (próximamente)