El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. Un día para celebrar, festejar… y , sobre todo, seguir en una lucha necesaria por la defensa de los derechos de todas las mujeres, ya que todos han sido logrados gracias al esfuerzo colaborativo de personas que, en el día a día, trabajan incansablemente por hacer que la sociedad sea más igualitaria, equitativa y respetuosa.

En Bolivia, desde el año 2013 contamos con la Ley Nº 348 “Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia”. Desde la Alianza Libres Sin Violencia, plataforma que agrupa a nivel nacional a organizaciones, instituciones y personas que han unido esfuerzos para vigilar el cumplimiento de esta ley y exigir también el derecho de las mujeres bolivianas a acceder a una justicia efectiva y a servicios públicos de calidad en casos de violencia,  hacemos un llamado a seguir trabajando para lograr que la Ley Nº 348, con todos sus mandatos y competencias, se cumpla.

 

Porque #CumplirLa348esLey alcemos nuestra voz en redes este 8 de marzo

Celebra tu Vida, Exige tus Derechos

Cuando una mujer es violentada, las instituciones y servicios públicos llamados por ley deben cumplir con ciertas obligaciones a las que hoy, desde aquí, exigimos su cumplimiento para que podamos vivir una vida libre de violencias.

Conoce y COMPARTE a través de tus redes para que todas las mujeres conozcan sus derechos, así como las instituciones y servidoras/es públicos tengan información y conocimiento de sus obligaciones cuando atienden casos de violencia en Bolivia. Algunas de ellas son:

  • Derecho al trato digno

    Todas las mujeres tienen derecho a recibir trato prioritario, respetuoso y amable, con calidad y calidez.



  • Derecho al auxilio inmediato, atención, seguimiento del caso y acompañamiento

    Los servicios públicos que atienden casos de violencia deben preservar la integridad y seguridad de las mujeres; orientar sobre sus derechos y pasos a seguir y, de ser necesario, acompañarlas al servicio médico, a sus casas en busca de sus hijos/as o pertenencias, a una casa de acogida u otro lugar seguro.



  • Derecho a información clara, veraz y oportuna

    Todas las mujeres deben recibir información sencilla y comprensible.



  • Derecho a la gratuidad en el servicio

    Todos los pasos del proceso, desde la denuncia hasta la conclusión, incluidos notificaciones, valorados y otros tienen que ser totalmente gratuitos.



  • Derecho a la atención multidisciplinar, especializada y diferenciada

    Los servicios públicos que atienden casos de violencia deben contar con personal multidisciplinario (abogada/o, psicóloga/o y trabajador/a social) con conocimientos necesarios para un trato respetuoso, digno y eficaz, tomando en cuenta las necesidades específicas de las mujeres.


  • Derecho a medidas de protección

    Las medidas de protección, dictadas por la Fiscalía, deben garantizar que no vuelva a ocurrir un hecho de violencia o que la vida de las mujeres no esté en peligro después de presentada la denuncia y durante la investigación, procesamiento y sanción contra el o los autores.



  • Derecho a la no revictimización

    El personal de atención debe impedir que las mujeres víctimas de violencia cuenten de forma reiterada e innecesaria la experiencia traumática vivida o sean objeto de comentarios culpabilizantes contra ella.



  • Derecho a una infraestructura adecuada con privacidad

    La privacidad y confidencialidad son necesarias para la atención a las mujeres en situación de violencia lo que se garantiza con una infraestructura y equipamiento adecuados.



  • Derecho a la recolección y protección de pruebas adecuada

    Se debe garantizar la legalidad y seguridad de las pruebas a través de procedimientos que verifiquen la integridad, inalterabilidad y conservación, permitiendo así la autentificación futura.



  • Derecho a la aplicación de plazos razonables

    En la medida de lo posible, se deben simplificar y acortar los plazos procesales para garantizar el acceso  de las mujeres a una justicia pronta y oportuna.



  • Derecho a la reparación del daño

    Las mujeres en situación de violencia tienen derecho a la compensación por el daño físico, psicológico y material que hayan sufrido.

 

 

AMPLIFICA TU VOZ

ENVÍA UN MENSAJE A LAS INSTITUCIONES, SERVIDORAS/ES PÚBLICOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Para amplificar nuestra voz, una de las redes sociales que nos puede ayudar es Twitter, donde instituciones estatales, servidoras/es públicos y medios de comunicación están presentes para dialogar con la ciudadanía. Apoya y visualiza las demandas del cumplimiento del derecho de las mujeres a vivir sin violencia tuiteando el mensaje que te proponemos:

Twittea este mensaje a las siguientes cuentas oficiales y personalidades que tienen la responsabilidad de cumplir con la Ley 348:

Basta de violencia hacia las mujeres #CumplirLa348esLey

 

Twittea al Ministerio de Justicia de Bolivia 

Twittea a la Fiscalía General del Estado

Twittea al Ministerio de Comunicación

Twittea al Ministerio de Educación 

Twittea al Ministerio de Salud 

Twittea a la Policía Boliviana 

Twittea a la FELCC 

Twittea a la FELCV 

Twittea a la Defensoría del Pueblo 

Twittea a Gabriela Montaño 

Twittea a Carlos Romero , Ministro de Gobierno

Twittea a la Bancada MAS-IPSP 

Twittea a la Cámara de Diputados Bolivia 

Twittea al Senado de Bolivia 

Twittea al Ministerio de Autonomías 

Twittea al Ministerio de Planificación 

Twittea a Evaliz Morales , hija del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales

Medios de Comunicación

Ellos juegan un rol importantísimo en el respeto y cumplimiento de nuestros derechos, por ello, también es necesario reclamar que #CumplirLa348esLey

Twittea a ATB 

Twittea a Unitel 

Twittea a ERBOL 

Twittea a PAT 

Twittea a La Razón 

Twittea a Página Siete

Twittea a Opinión 

Twittea a Los Tiempos 

Twittea a El Deber 

 

COMPARTE NUESTRO MATERIAL





[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]