Incide en políticas públicas existentes y promueve la implementación de otras, para que en los ámbitos sociales en los que trabajan se implemente el desarrollo humano integral participativo e inclusivo, con igualdad de oportunidades y equidad de género en el municipio. Fortalece las capacidades internas de los y las integrantes de la red, así como a los grupos sociales con los que se trabaja. Además, promueve el control social.